viernes, mayo 02, 2008

Ya me acordé

Wuauuuu. Un año y ocho meses sin escribir por acá.

Me pregunto qué será de mis alegres lectores. Vivirán? estarán hundidos en la depresión? serán felices? se habrán comido toda su comida?

A mi se pusieron los ojos azules, el pelo verde y mi dedo chico del pie sigue tan bello como antes. Milagro de la genética.

Como sea, lo único que quiero decir es que se me había olvidado escribir.

martes, setiembre 12, 2006

Cuando estudiaba I. Forestal (sí, lamento hacer tanta referencia a "ese" pasado), pasé muchos momentos en que mi cerebro se estresaba, y un signo de que eso me estaba ocurriendo era un brote terrible de espinillas ciegas en la cabeza (zona del cuero cabelludo, por suerte), de esas dolorosas e insacables (no insaciables... aunque pensándolo bien....).

En mi actual vida, nada de eso había ocurrido, hasta que el sábado (sentada en la cancha de la pista atlética, en el intermedio de entre no sé qué grupos) me enteré de que debía entregar 5134546526412 "reportajes" dentro de 3 semanas, sin contar las pruebas ya fijadas para esos días.

Así, el domingo amanecí con "los huevos" saliendo de mi cabeza.

Ahora vivo con tres resaltos simples en mi cabeza, que al menor roce producen dolor.

Creo que deberé empezar a terminar con mis eternas vacaciones de inverno. Ya me parecía todo muy sospechoso. Algo se tramaban.

Por otra parte, me inquietan además:
  • la compra de una quena que desde hace tiempo quiero tener
  • que no me devuelvan las diez lucas que me deben (cuento con ellas para hacer mi celebración dieciochera)
  • pensar si sería bueno un reportaje acerca de la Avellanita
  • que yo continue con mi racha ganadora del ping pong (creo que estoy espantando a cualquier persona o persono que quiera ser mi amigui, por temor a ser vapuleado enfrente de quienes observan los partidos en el ICEI, sobre todo por una supercabra como yo).
  • no encontrar el gimnasio de la U
  • que se me quiten las ganas de continuar mis proyectos
  • que los fotologs sean más petis (vocablo adquirido de la colega de estudios que habitualmente se sienta al lado mío) que los blos.
  • Que el ojo izquierdo me siga picando.
  • no poder aprender a tiempo las canciones que debo aprender en bajo (eso, porque no tengo bajo, por tanto no puedo practicar... y, sinceramente las ganas locas necesarias para que yo me motive, no están)

domingo, setiembre 10, 2006

Me Pillaron

Así es. Me pillaron.

Hace tiempo que venía dejando innumerables pistas para que me encontraran. Y lo hicieron.

Ahora deberé tener más cuidado... o volverme más imbécil.

Tal vez opte por la segunda opción.
Mientras tanto intentaré continuar con mi flácida y engordante vida.

Y dejo mi cuestionamiento eterno:


¿Y LA CUMBIA?

Menos mal que se viene el 15 de sep. con su 18 antropulento

jueves, agosto 17, 2006

Este mono soy yo

Soy lo más irresponsable que mi conciencia me permite.

Soy pajerilla.

Gusto de sentarme en la última fila de la sala, sólo para buscar el placer de tener dónde apoyar mi cabeza.

En realidad no me siento, me echo en las sillas...

Un día un profesor, en directa alusión al personaje que les escribe (lo sé porque mientras hablaba me miró a la cara) dijo: (...)Entonces los estudiantes se echan en la sala y apoyan la cabeza, como diciendo "enséñenme".

Trato de evitar la fatiga... al más puro Chavo del 8 estail.

Me agrada ir a tomar sol en mis ratos de ocio en la U, y si es en las bancas de "Calama" o en "El Cenicero", tanto mejor.

Los completos tiemblan cuando me acerco a ellos. Al igual que las empanadas vegetarianas, esas de choclo y honguitos.

No escucho radio, no veo las noticias, ni leo (muy seguido) el diario. Me informo por internet.
Considero que msn es una gran obra y una contribución magna que Bill Gates (o quien trabaje para él, o el wn que haya sido) le dio a la humanidad.

La música que escucho es la de mi guitarra, la de mis silbidos, la de mis tarareos, la que me ataca en el cerebro a las 3 de la mañana y me desvela, la del pc, la de mis cds... y la que haya en el lugar donde esté carreteando.

Me gusta tomar chela; pisco sour (manjar de Bogo!!); gin con limon y hielo; y ron limón. La buena compañía, hace que el beber esos jugos de los dioses sean algo que master card no puede pagar.

Estoy pasando por una crísis veintitres-añera. Que me hace creer que me estoy pasando al bando del adulto-joven. Vainas weboncias mías, seguro. Nada serio (espero).

Por todo esto y muchas otras cosas más que no recuerdo ahora: No he hecho nada hoy, a pesar de tener muuucho que leer y una inminente (sí, porque pueda ser que no) prueba de Actualidad para mañana. Mi actualidad no existe y yo soy irresponsable, insisto, hasta lo que mi conciencia me lo permite. Estudiar para cosas superfluas y perderme de estas escrituras, son cosas que mi Pepito Grillo no me ha dejado hacer.

.................................................................................................................

Gracias a todos por vuestros honorables comentarios. No pongo nombres por temor a dejar a alguno fuera, que se sientan mal por ello y dejen de visitarme por despecho.
De seguro algún día retribuiré en sus blogs. Mientras les dejo el consuelo de que a todos les he leído (el consuelo no es poco, no!. No cualquier blog tiene el privilegio de pasar frente a mis ojos).

viernes, agosto 11, 2006

Sigo?

Ciertamente salí de vacaciones, pero ya volví a mi rutina universitaria.
Ahora escribo más y tengo más créditos que defender en este semestre.

Y no sé que chuchita me pasa, pero ando re-seriota, así como grande.
Ojalá se me pase, porque me asusta tener que convivir con este personaje nuevo que está apoderándose de quien les escribe. De penta a sextapolar.

Voy a intentar escribir algo bueno...

pero naaah.. toda mi grandeza quedó atrás. Ahora soy más fome que el blog de...
Si hasta hablo menos.
Ojalá me venga un ventrilocuismo poderoso, pa que al menos hable por la guata. Y no quiero que sea como cuando me suenan las tripas hambrientas. Tan ruidosas que se ponen las tontas.

Lo bueno es que no me gustan los sanguches de potito.

sábado, julio 08, 2006

Aquí o allá. Donde sea.

Ya. Una semana más y todo se acaba.

La universidad me aniquila, se come toda mi creatividad. Lo dejo todo por allá. Mis ganas, mi ánimo, mis ideas: me explotan. Pero por mí que siempre me exploten en ese antro.

Soy feliz ahí dentro. No pensé encontrar un lugar que hiciera que me levantara con ganas.
Creo que escogí bien. El temor a haberme equivocado desaparece de a poco.

¿Quién sería capaz de asegurarme que tomé la decisión correcta en aquella primavera del 2004?
Nadie. Ni en ese momento, ni ahora. Pero, cada día me afirmo más.

Es todo tan reloco.

Estoy en constante desafío conmigo misma. Todo lo que se me ocurría y a veces escribía en este blog, ahora es calificado. Y mis arranques de jugo también tienen su lugar. Debí crearme uno, porque sino estallaba. Creé un pasquín que lentamente va a ir mejorando. Es interesante encontrar gente que me sigue con las ideas y se pasa tanto a caca como yo. Si no, mi pseudorevista se quedaba en proyecto.
Debe ser por eso que este blog está agonizando. Porque en sus años (meses) mozos era bastante entretenido, jugoso, por así decirlo. Cambié la "línea editorial".

Me gusta pasarme a caca. Sí.

Otra cosa:

Nunca es tarde para hacer lo que queremos, ni para ser felices.
Ir contra todo, por el solo gusto de llegar a donde queremos llegar.
No es fácil, pero es entretenido.
Y al que todavía no descubre dónde es que quiere llegar:No tema.
El intertanto también es una instancia de aprendizaje:
Sacar el máximo provecho del lugar donde estemos. Esa es la cuestión.

Sí, pasá a caca, definitivamente.

Uf! que olor. Los pañales vendrían bien.

jueves, junio 29, 2006

Dream a Little Dream Of Me

Ella. Me gusta escuchar a Ella.
Mi afición por la música es tremenda.
Nada mejor que emulsionar los oídos escuchando a Ella Fitzgerald y, acompañada por don Luis, es lo mejor.
Que manera de calmar mi espíritu y mi cabeza esta música.
Me dan ganas de trasladarme espacial y temporalmente a algún bar... está lleno de humo de cigarrillo, el aire huele a nostalgia y gusto por la vida y, en el escenario: Ellos. Y yo... en primera fila oyendo con un caño y un copete en la mano (Jajaja, no, estos últimos pasan por alto en esta escena). Ahí, con mis 5 sentidos absorviendo las notas musicales de sus voces y de los instrumentos... al son de mis latidos levemente acelerados. Pum-pum-pum-pum

Mis clases acaban mañana, luego dos semanas de exámenes (doy 3.. sí, por pajera me pasó), para después darme a la vida del oso por dos semanas. Meta: Pasar mis 5 asignaturas. Me presento a exámenes con promedios sobre cinco... la meta se ve cerca.
Y mañana más música: Chancho en Piedra y Los Jaivas en el campus donde estudio. Todo acompañado por la choripanada que me encargué de gestionar. Buen fin de semestre.

Saludos a todos y que la vida les sonría.

(Sí, de fondo suena Summertime)